Bahía de Samaná

Bahía de Samaná

La Bahía de Samaná es la bahía de mayor extensión de República Dominicana. Situada en el noroeste del país, alberga algunos puntos ecoturísticos como Playa Esmeralda, Montaña Redonda en Miches y el Parque Nacional de los Haitises en Sabana de la Mar, en el sur; la desembocadura del Rio Yuna en el oeste, y la península de Samaná en el norte.

Es en la actualidad también uno de los puntos para observación de ballenas jorobadas en el Caribe durante su periodo de apareamiento y cria, entre los meses de Enero y Abril. Junto con este evento y la inclusión del “pulmón de República Dominicana“, el Parque Nacional de los Haitises, y el Parque Nacional de Cabo Cabrón dentro de su area hacen de la bahía el destino ecoturístico perfecto para aquellos viajeros que buscan conexión con la naturaleza.

La longitud de la bahía de unas 30 millas náuticas aproximadamente, y la anchura de unas 7 millas náuticas aproximadamente, la convierten en un espacio ideal para la navegación a vela, tanto en su fase de aprendizaje como a nivel amateur y profesional, con vientos predominantes del Este con una media de 15 nudos durante la temporada de alisios.

Algunas de las navegaciones, en velero, más recomendadas son la visita al Cayo Levantado situado a la entrada de la bahía a tan solo 3 millas de Santa Barbara de Samaná, y por supuesto la visita al Parque Nacional de los Haitises. Además hay numerosas radas y playas que visitar a lo largo de toda la costa norte, la situada en la península de Samaná, no así en la zona sur ya que desde Sabana de la Mar hasta Miches se encuentra una zona de arrecifes extensa que imposibilita la entrada en ciertas partes de esta costa.